Tras 2 años de congelación de los precios del Sistema Tarifario Integrado (STI) de Barcelona, el pasado 28 de diciembre el Consejo de Administración de ATM aprobó un incremento global de las mismas alrededor del 1,86%. El precio de la T-10, una de las tarjetas más utilizadas, ha aumentado en 25 céntimos. De los 9,95 para la Zona-1, pasa a costar 10,20 euros en 2018. Por su parte, el billete sencillo se ha incrementado de 2,15 euros a 2,20. Los únicos títulos que no se han visto afectados por la subida de tarifas son la T-Jove, también en su versión para familias monoparentales y numerosas, y la T-Mes bonificada para personas en paro.

El Consejo de Administración de la ATM considera “necesaria la revisión de tarifas” después de “cinco años de contención de precios” y las “diferentes mejoras en las prestaciones de los títulos sociales”, como la ampliación de la gratuidad de la T-16. Destacan que uno de cada cuatro viajes se realiza con títulos bonificados, lo que ha supuesto una subida del “coste al sistema de 9,8 millones en el 2011 hasta los 46 millones actuales”.

Otro argumento de las administraciones para este aumento es el “crecimiento constante de la demanda”, lo que ha provocado que “algunas líneas estén saturadas en horas puntas”. Por esta razón la ATM, conjuntamente con las administraciones consorciadas y los operadores, han planificado mejorar la oferta, entre otros, con la compra de 75 autobuses. Durante el 2017 se consiguió la cifra de récord de 985 millones de viajeros en el STI, un 3,2% más que en el año anterior.

La ATM ha señalado que la Administración General del Estado ha reducido un 33% su aportación desde el 2010 hasta el 2018 mientras que la Generalitat, el Ayuntamiento y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) la han incrementado un 56%.

Las ATM de Girona, Lleida y Camp de Tarragona congelan las tarifas del transporte público

La ATM de Girona ha acordado mantener los mismos precios para el 2018 en todos los títulos de transporte público por cuarto año consecutivo. Durante los 10 primeros meses de 2017 más de 6 millones de personas han utilizado el sistema de transporte de la ATM de Girona, lo que supone un incremento del 4% (casi 280.000 viajeros más) respecto al mismo periodo de 2016.

La ATM de Lleida también mantiene tarifas para el año 2018. La demanda de viajeros durante los 10 primeros meses de 2017 alcanzó los 6,9 millones de viajeros, lo que implica un crecimiento del 1,8% respecto al año anterior.  El tren es el servicio que más crece con un aumento de 244.388 viajeros (un 71,2% más). El bus urbano crece ligeramente con 22.675 viajeros más y el bus interurbano registra 17.732 viajeros menos.

Por último, la ATM del Camp de Tarragona conserva también los mismos precios en 2018. En referencia a la evolución de viajeros la previsión de la ATM es que aumenten en un 5,5% respecto al año anterior. En valores absolutos esto significa un crecimiento de 1 millón de viajeros.

Las mismas congelaciones se han dado, en las tres ATM, para las líneas interurbanas de autobús.

X