Seleccionar página

Los vehículos, que son todos de bajas o nulas emisiones, llegarán a lo largo del primer trimestre.

 

El Área Metropolitana de Barcelona recibirá en las próximas semanas 128 autobuses nuevos que adquirió en 2018, dentro del plan de renovación de la flota indirecta 2018- 2019. Los vehículos estarán operados por las empresas privadas que gestionan los contratos de transporte de viajeros de la AMB, entre las que se encuentran el grupo Baixbus, Soler i Sauret, Authosa, Transports Ciutat Comtal e Hispano Igualadina.

De los nuevos autobuses 103 son híbridos (diésel y eléctrico) y 25 son 100% eléctricos. En relación a las medidas de los vehículos híbridos, hay 8 midis (10 metros de longitud), 52 estándares (12 metros) y 43 articulados (18 metros). Estos últimos darán servicio a líneas de gran demanda, las nuevas AMB Express y AMB Metrobús, ya que tienen la capacidad de acoger un 30% de pasajeros más que un autobús estándar.

Los autobuses híbridos alcanzan alrededor de un 25% menos de consumo energético y de reducción de las emisiones contaminantes, mientras que los eléctricos son de cero emisiones. Una vez implementado el plan, que renovará 165 vehículo y está dotado con un presupuesto de 68 millones de euros, se prevé un ahorro anual de 2.700 toneladas de CO2, 62 toneladas de NOx, 3 toneladas de NO2, 2 toneladas de PM y de un millón de litros de gasóleo, según los cálculos realizados por la AMB.

Actualmente, del total de 700 vehículos de la flota de gestión indirecta, un 98% son diésel (683 unidades), un 2% son autobuses híbridos (16 unidades) y sólo uno es eléctrico.

X