Seleccionar página
  • Es la primera vez que un bus eléctrico opera en una línea de la red interurbana de la Generalitat de Catalunya.

La Direcció General de Transports i Mobilitat ha iniciado las pruebas de circulación de un bus eléctrico a la línea Olesa – Esparreguera, que conecta con la línea Llobregat – Anoia de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya.

Se trata de la primera vez que un bus eléctrico opera en una línea de la red interurbana de la Generalitat. Hasta ahora los buses eléctricos se han destinado a la red urbana pero a medida que la tecnología eléctrica avanza y los vehículos ganan en autonomía, se prevé que los buses puedan hacer desplazamientos más largos e implementarse en la red interurbana.

La prueba se realiza con un vehículo modelo Solaris Urbino de 12 metros de longitud y con capacidad máxima de 82 personas. En función de los resultados de esta prueba, se analizará la viabilidad de la incorporación progresiva de vehículos eléctricos en diferentes servicios interurbanos que gestiona la Generalitat de Catalunya.

Foto: Bus eléctrico en pruebas. Fuente: Departament de Territori i Sostenibilitat

X