Seleccionar página
  • La demanda de los autobuses de gestión indirecta de la AMB aumenta un 7,3% en el área de Barcelona y los interurbanos de la DGTM, un 6,7%. Un año más, son los dos modos de transporte público que registran un incremento porcentual de viajeros más grande.

 

  • La demanda de los autobuses urbanos, sin considerar el ámbito de la AMB, crece un 4,3% respecto al 2018.

 

El transporte público del área de Barcelona ha conseguido el 2019 un nuevo récord de demanda con 1.056 millones de viajeros, que representan un 3,1% más que el año anterior. Además, destaca que todos los operadores de transporte público han experimentado un crecimiento de la demanda respecto al 2018, según datos publicados por la ATM de Barcelona.

Concretamente, el modo que ha obtenido un mayor crecimiento porcentual ha sido del autobús metropolitano de gestión indirecta, con un aumento del 7,3%. Cabe destacar que los usuarios de estos autobuses han superado por primera vez la barrera de los 100 millones. Para ser exactos, se ha pasado de 95,8 millones de viajeros en 2018 a 102,8 millones en 2019.

Este crecimiento se debe, en parte, a la consolidación de líneas de altas prestaciones AMB Exprés, con servicios más directos, y AMB Metrobús, con una alta frecuencia de paso, que se empezaron a poner en marcha en marzo de 2018. Durante el 2019 se ha desplegado la segunda fase de esta red de bus metropolitano de altas prestaciones. Además, el año pasado también se produjo una destacada renovación de la flota, hecho que también podría haber favorecido el incremento de la demanda. Concretamente, durante el primer trimestre de 2019, los operadores incorporaron 128 autobuses nuevos.

El segundo modo de transporte público que más ha crecido porcentualmente son los autobuses interurbanos de la Dirección General de Transportes y Movilidad de la Generalitat, con un aumento de la demanda del 6,7%. Los usuarios de estos autobuses han pasado de 38,8 millones en 2018 a 41,4 millones en 2019.

El crecimiento de la demanda se explica en parte por las mejoras en el servicio. Así, en las líneas donde se ha detectado una mayor intensidad de viajeros se ha procurado aumentar la oferta. También se han creado nuevas rutas más adaptadas a las necesidades de los usuarios, mejorando las conexiones con las principales ciudades, hospitales comarcales o con las universidades. En algunas líneas de la red exprés.cat se ha llegado a incrementar las expediciones en más de un 30%.

Otro aspecto que habría impulsado el aumento de la demanda es la creación en 2019 de la tarifa metropolitana, que permite el uso de títulos integrados de 1 zona para los desplazamientos en transporte público entre los 36 municipios (18 de la primera corona y 18 de la segunda corona) que integran el Área Metropolitana de Barcelona.

En cuanto a los autobuses urbanos fuera del ámbito de la AMB, que incluye ciudades como Terrassa, Sabadell o Mataró, han registrado un aumento de la demanda del 4,3%, pasando de los 42,9 millones de usuarios en 2018 los 44,7 millones el año pasado.

José María Chavarría, presidente de FECAV, la Federación Empresarial Catalana de Autotransporte de Viajeros, ha indicado que «el transporte público en autobús es el mejor aliado en la lucha contra el cambio climático y hay que seguir apostando por impulsar su uso». En este sentido ha pedido a la administración «ayudas para la renovación de flotas con vehículos más sostenibles, carriles bus reservados en los accesos a las grandes ciudades, estaciones de autobuses en Barcelona, ​​mejora de la intermodalidad a las mismas y la integración tarifaria de todo el territorio».

 

Gráfico: Elaboración propia y ATM Barcelona

X