Seleccionar página

Apreciado/a,

Han pasado cuatro semanas desde la última ocasión en que me dirigí a vosotros. La situación de crisis sanitaria parece que se va estabilizando, a pesar de la gravedad, mientras que la situación y previsión económica cada día es peor.

El número de infectados por la enfermedad en Cataluña y España sigue creciendo, aunque a un ritmo cada vez más bajo. Para detener la expansión de la enfermedad, el Gobierno español ha aprobado ya dos prórrogas del estado de alarma. Durante las dos últimas semanas se endurecieron las medidas de confinamiento, permitiendo el movimiento sólo de aquellos que hacen servicios esenciales. Desde este martes, han vuelto al trabajo trabajadores de sectores considerados no esenciales.

Estas últimas medidas han provocado que el descenso de los viajes en transporte público en autobús aún se hayan acentuado más, representando menos de un 5% de lo habitual. En cuanto al transporte discrecional, está parado o bajo mínimos, sólo pudiendo ofrecer servicio de transporte de trabajadores esenciales.

Sabemos que, una vez la crisis sanitaria ocasionada por COVID-19 se estabilice y termine el estado de alarma, la vuelta a la normalidad será muy gradual para evitar que se produzca una nueva ola de contagios. Es decir, el confinamiento en el que nos encontramos no desaparecerá de un día para otro, sino que será escalonado. Esto tendrá un impacto en la movilidad, que tardará meses en recuperar los niveles anteriores a la crisis.

Concretamente, el turismo será uno de los sectores que más tardará en volver a la normalidad. El turismo internacional se prevé que tardará meses en recuperarse ya que la pandemia está afectando a los principales países emisores de turistas que nos visitan (Francia, Reino Unido, Italia, Estados Unidos, países asiáticos …). Con toda probabilidad la llegada de turistas este verano en Cataluña será mucho menor a la prevista e incluso puede que se tenga que dar la temporada por perdida.

Mientras tanto, a pesar de no haber ingresos, las empresas de transporte de viajeros deben seguir asumiendo los costes de personal, seguros, amortización, alquileres, financiación, mantenimiento, etc. Por ello, algunas de nuestras empresas asociadas se han visto obligadas a implementar diversas medidas, como los ERTE.

¿Qué podemos hacer, desde FECAV, en este contexto? Seguiremos informando, como hemos hecho hasta ahora, de toda la normativa que afecta a las empresas que, como si fuera un gran tsunami, va saliendo cada día. Del mismo modo, también os seguiremos informando de aquellas ayudas a las que os podéis acoger y ventajas para rebajar el revés que está suponiendo esta crisis.

Asimismo, durante la última semana hemos recogido las respuestas a la encuesta que os hicimos llegar sobre la afectación del COVID-19 en vuestras empresas. El resultado de la encuesta, que os daremos a conocer, nos dará herramientas para trabajar con las administraciones y con otras asociaciones y poder promover las medidas que necesitáis.

Estoy convencido de que esta crisis pasará y el trabajo volverá llegar. Es necesario que ahora resistamos el golpe y estemos preparados. FECAV estará aquí para ayudaros ahora y después.

Atentamente,

 

José María Chavarría

Presidente de FECAV

X