Seleccionar página

El Balance de Seguridad Vial de 2018 elaborado por el Ministerio del Interior recoge que sólo un 0,9% de las 1.180 víctimas mortales en las carreteras viajaban en autobús.

 

El autobús es el medio de transporte por carretera más seguro, ya que presenta la tasa de mortalidad por tipo de vehículo más baja en España. Esta conclusión se desprende del Balance de Seguridad Vial del año 2018 que presentaron el pasado 3 de enero el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro. Los datos que se dieron a conocer son provisionales y se refieren a accidentes mortales en vías interurbanas con víctimas registradas hasta 24 horas después del accidente.

Según el informe, en 2018 murieron en España 11 personas que viajaban en autobús, de un total de 1.180 víctimas. Esto representa un 0,9% del total. Este dato está en línea con las víctimas registradas en los últimos siete años, periodo en el que sólo en 2014 se superaron las 20 personas. El año pasado, por ejemplo, se saldó con sólo 2 víctimas en este medio.

La baja mortalidad de los viajeros en autobús contrasta con la de otros medios de transporte, como es el caso del coche, que acapara 594 del total de las víctimas. De hecho, es el tipo de vehículo que produce más, y contribuye con más de un 50% del total. En segundo lugar, están las motocicletas, con 211 víctimas, que representan casi un 18% del total.

El presidente de la Federación Empresarial Catalana de Autotransporte de Viajeros (FECAV), José María Chavarría, ha puesto en valor el trabajo e inversión que realizan las empresas operadoras de autocares y autobuses para garantizar la seguridad de los viajeros y del resto de personas que utilizan la carretera. Asimismo, ha lamentando cada una de las víctimas que se dan en las carreteras. En este sentido, Chavarría destacó que «los autobuses disponen cada vez de más sistemas de seguridad activa y pasiva, como cinturones de seguridad, sistemas de frenado de emergencia o sensores para detectar y avisar de salidas de carril. Además, los conductores reciben formación continuada sobre conducción segura.»

En global, este año ha habido 1.180 víctimas, respecto a las 1.198 del año anterior. Destaca que el número de personas muertas disminuye por primera vez después de dos años de subidas. Sin embargo, esta cifra aún queda lejos del mínimo que se registró en 2015, con 1.131 víctimas.

 

Víctimas mortales en accidentes de tráfico en vías interurbanas en 2018 por modo de transporte

Font: Ministeri de l’Interior i elaboració pròpia.

Foto: José María Chavarría, president de FECAV

X