La reforma no obligará a España a rebajar las edades para poder conducir autobuses.

 

El pasado 2 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea la nueva Directiva 2018/645 mediante la cual se establece que la edad mínima para obtener el carnet de conducir de las categorías C1 y C1E será de 18 años, para las categorías C, CE, D1 y D1E de 21 años, y para las categorías D y dE, 24 años. Seguirá siendo necesario, sin embargo, haber obtenido el correspondiente Certificado de Aptitud Profesional (CAP).

Esta modificación permitirá facilitar el acceso de personas jóvenes a trabajos de conductores profesionales y dar respuesta al déficit de chóferes que el sector demanda. Del mismo modo, cabe destacar que la directiva servirá para homogeneizar el reconocimiento de la formación entre los países de la UE, lo que también permitirá dar respuesta a este déficit de chóferes que afecta a países como España.

Por otra parte, la nueva directiva modifica cuestiones relacionadas con la formación obligatoria de los conductores profesionales. La directiva pretende dar una especial importancia a la formación en seguridad vial, protección de los usuarios más vulnerables de las carreteras, uso de sistemas de asistencia a conductores, técnicas para la optimización del consumo de combustible e introducción de nuevas tecnologías en el aprendizaje.

La directiva entrará en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE y los Estados miembros tendrán un plazo de dos años para adaptar las normas nacionales. Según ha informado la federación de asociaciones de transporte Fenadismer en un comunicado, la Dirección General de Tráfico ya está trabajando en la modificación del Reglamento General de Conductores para adaptarlo a los nuevos requisitos.

X