Seleccionar página
  • La concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón, inauguró el acto mientras que la clausura fue a cargo del director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat de Cataluña, Pere Padrosa.

  • El presidente de FECAV, José María Chavarría, pidió un plazo superior de moratoria para el transporte en autobús para acceder a la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

 

Ayer, 26 de noviembre, se celebró la I Jornada FECAV, bajo el lema «Herramientas para la transición hacia una movilidad sostenible y el papel del autobús», en el Auditorio del CCCB de Barcelona. Más de 150 personas asistieron al acto, entre las que hubo responsables de empresas operadoras de transporte en autobús, representantes de las administraciones, miembros de entidades vinculadas a la movilidad por carretera, académicos y expertos en transporte.

La concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Rosa Alarcón, fue la encargada de inaugurar la Jornada. En relación a los autobuses sin distintivo medioambiental, que no podrán entrar en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona a partir de enero de 2021, momento en que acabará la moratoria de un año que se ha establecido, dijo que «se podrían buscar soluciones si se trabaja para hacer más limpios los vehículos con reconocimiento de la DGT». En este sentido explicó que el Ayuntamiento de Barcelona está cooperando con la Dirección General de Tráfico para buscar una solución.

El primer bloque de la Jornada, moderado por David Guerrero, periodista de La Vanguardia, trató sobre los retos para la mejora de la red de servicios regulares. Salvador Milà, que fue ponente de la Ley de Financiación del Transporte Público de Catalunya del 2015, remarcó que la movilidad es un derecho esencial y que hay que establecer mecanismos para garantizarlo. Josep Maria Fortuny, subdirector general de Ordenación del Transporte y Desarrollo Sectorial de la Generalitat, añadió que hace falta una financiación del transporte público con previsión plurianual, lo que podría sustentarse en un Pacto de Estado. Por su parte, Xavier Sanyer, jefe del Servicio de Movilidad de la ATM de Barcelona, ​​presentó el Plan Director de Movilidad 2020-2025 y los aspectos que afectan al transporte en autobús.

El segundo bloque, sobre digitalización y aplicación de las nuevas tecnologías en la movilidad, fue moderado por Anna Grau, consultora de Doxa. Joan Maria Bigas, director de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad de la AMB, explicó el funcionamiento de varias herramientas digitales como las aplicaciones para móvil AMB Movilidad, AMB Aparcamiento Metropolitano y AMB Park + Ride. También explicó el sistema de control la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona. En su turno, Agustín Gómez, secretario General de Ascabús, incidió en los múltiples sistemas de seguridad que incorporan los autobuses y todos aquellos que serán obligatorios en los próximos años, al tiempo que destacó que el autobús es el medio por carretera más seguro. Por su parte, Ignacio Uría, jefe del área de Infraestructuras y Proyectos Tecnológicos de la EMT de Madrid, habló del sistema de pago con tarjeta de crédito y reconocimiento facial en algunos autobuses que operan, sistema impulsado en colaboración con Madrid in Motion.

Las infraestructuras y las fuentes de energía para el impulso de la movilidad en autobús fueron los temas que se trataron en el tercer bloque, moderado por Miquel Estrada, profesor asociado de la UPC. Contó con la participación de Benjamí Cubillo, subdirector general de Transporte Público y Movilidad de la Generalitat, que introdujo el proyecto BRCAT, para la creación de corredores de bus de alta velocidad, complementaria a la red exprés.cat. Asimismo, también destacó la continua renovación del parque móvil realizada por los operadores de transporte público de la Generalitat de Catalunya, sin aportación pública.En su turno, Javier López Aranguren, de Cepsa, expuso la previsión de uso de fuentes de energía para la movilidad según el estudio «Cepsa Energy Outlook 2030».

Rafael Barbadillo, presidente de CONFEBUS, trató sobre el acuerdo para implementar un carril BUS VAO en la A-2 de acceso a Madrid. Esta infraestructura permitirá mejorar la velocidad de los trayectos en autobús, uno de los grandes retos de este modo, según Barbadillo. De hecho, especificó que «hay que mejorar la rapidez del autobús entre un 15 y un 20% para que se produzca un trasvase del vehículo privado al transporte público en autobús». Asimismo, añadió que la inversión se podría recuperar en un año si se considera el tiempo que los viajeros pierden en las congestiones diarias en Madrid que se evitarán con esta infraestructura.

Por su parte, Iñigo Azcona, de Irizar e-mobility, explicó las diferentes alternativas de movilidad que ofrece este fabricante. Expuso que hay una solución eléctrica para ámbito urbano y metropolitano, pero todavía no para otros servicios. A la vez remarcó que uno de los grandes retos de los vehículos eléctricos son los puntos de recarga.

El último bloque, sobre los retos del transporte discrecional de turistas en autobús, lo moderó la presidenta de la comisión de Turismo de Foment del Treball Nacional, Silvia Perera. Miguel Ángel Escobar, responsable de Movilidad Eficiente del ICAEN, presentó las ayudas MOVES para la renovación de flotas, de las que aún está pendiente de ejecución un 70% destinado a autobuses eléctricos e híbridos enchufables. Daniel Imbert-Bouchard, investigador del CETT, trató en su ponencia sobre las aportaciones del transporte en autocar al turismo y el encaje de este modo en las ciudades que reciben más visitantes, destacando su papel aglutinador y ordenador.

Por último, Lluís Cerdà, jefe del departamento de Gestión de la Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​explicó los retos de la ciudad condal en relación a la movilidad de turistas. En este sentido, especificó que, en el futuro, en Barcelona podría establecerse un modelo de parada y estacionamiento de bus discrecional con una «zona bus pass A», donde se accedería para estancias cortas. Además, habría cuatro zonas de aparcamiento (Montjuic, Fabra y Puig, Zona Universitaria y Foro) de larga duración (dos o más horas).

El presidente de FECAV, José María Chavarría, en las conclusiones de la Jornada, repasó los temas tratados durante el día. En relación a la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, ​​pidió «un plazo superior de moratoria para el transporte en autobús, para poder dar respuesta al incremento de la demanda que se dará con esta medida, por la prohibición de circulación de vehículos privados». Este incremento, según explicó Chavarría, implica que las empresas operadoras no sólo tienen que hacer frente a la renovación de flotas, sino también a su ampliación. Asimismo, incidió en la necesidad de ayudas para llevar a cabo estas inversiones.

La clausura de la Jornada corrió a cargo del director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat, Pere Padrosa, que agradeció la organización de la Jornada y remarcó el gran interés de los temas que se trataron. Además, remarcó que debemos estar preparados para el futuro, que pasará por una ambientalización de las flotas que se tendrá que ir haciendo de forma ordenada pero firme.

 

Foto: FECAV

X