• El proyecto mejora la prestación de los servicios de autobús e incluye el acondicionamiento de una segundo parada situada en la N-420

El municipio de Falset, capital de la comarca del Priorat, dispone de una nueva parada de autobuses interurbanos desde el martes 21 de noviembre. De esta forma, la instalación mejora las prestaciones del servicio y las condiciones de confort, seguridad y accesibilidad, así como el uso del transporte público.

Falset dispone de tres paradas de autobuses interurbanos, donde prestan servicio cinco líneas con un flujo anual de 29.000 viajeros. La principal actuación ha consistido en la renovación total de la parada principal del municipio, situada en el sentido Móra d’Ebre de la N-420a y el acondicionamiento de otra parada situada en la misma carretera, en sentido Tarragona.

En este sentido, la nueva parada cuenta con cuatro plazas para el encochamiento y desencochamiento de los autobuses y una construcción sostenible de 32 m2 como zona de espera para las personas usuarias. Así, se ha mejorado la accesibilidad a personas con movilidad reducida, se han añadido elementos de mobiliario urbano, un nuevo alumbrado en todo el espacio de la parada, cargadores para teléfonos móviles, un monitor para información de los servicios y cámaras de seguridad.

El proyecto ha incluido la reurbanización de la zona, la reordenación de accesos y espacios para facilitar la movilidad. También se ha renovado el pavimento y la señalización horizontal y vertical como trabajos de integración en el entorno.

Foto: Gencat

X