Seleccionar página
  • El gobierno del Estado cederá la titularidad de la autovía B-23.

Tras un largo proceso de negociación entre asociaciones representantes del sector, la Administración y entidades del ámbito privado, se ha acordado que el Estado asignará la titularidad de la autovía B-23 a la Generalitat de Catalunya durante en el primer trimestre de 2022. La Generalitat de Cataluña ha confirmado que enseguida se licitará la obra con el objetivo de que el carril bus se ponga en funcionamiento entre finales de 2023 y principios de 2024.

Como explicábamos en esta nota de prensa, hace 20 años que FECAV, junto con la Administración local, comarcal y autonómica, reclaman que se haga un carril bus entre Molins de Rei y la plaza Francesc Macià de Barcelona. Un carril que haría ganar tiempo a las 30.000 personas que todos los días entren en la capital con autobuses y autocares. De esta forma, todos los accesos a Barcelona dispondrían de carriles prioritarios para el servicio de autobús para que sea competitivamente más rápido que el transporte en vehículo privado y, consecuentemente, permita que los usuarios del transporte público puedan llegar a destino con un tiempo de desplazamiento más reducido.

La intensidad de tráfico en esta vía comporta retenciones diarias. Una situación que se ha agravado a raíz de la supresión de los peajes. Por ejemplo, un trayecto que se podría realizar en 20 minutos a hora valle pues se puede alargar hasta 45 minutos a hora punta. Por tanto, el tiempo de desplazamiento a las franjas horarias con mayor densidad de tráfico podría reducirse entre un 40% y un 50%.

Por otra parte, la habilitación del carril bus supondrá también una mejora en términos de seguridad vial y sostenibilidad, ya que el transporte colectivo es un medio de transporte más seguro y menos contaminante.

Además, el proyecto no contempla eliminar ningún carril para los vehículos privados. Simplemente se reduciría la media y en el mismo espacio se pasaría de tres a cuatro carriles más estrechos.

X