Seleccionar página
  • Para un 75% de los operadores la falta de reservas es el principal problema que tienen actualmente.

 

Según los resultados de la 2ª Encuesta a los asociados de FECAV sobre los efectos del COVID-19, que se realizó de manera telemática entre el 15 y el 22 de junio, casi un 80% de las empresas de transporte discrecional en autobús no están recibiendo reservas para este verano, como servicios de transporte para casales o campamentos, excursiones de grupos, transporte turístico, entre otros. Además, para un 75% de los operadores la falta de reservas es el principal problema que tienen actualmente, pues los obliga a mantener la flota parada y sin previsión de actividad a corto ni medio plazo.

Estos datos ponen de manifiesto la complicada situación que viven estas empresas desde hace meses, con una pérdida total de los ingresos, mientras deben seguir atendiendo una serie de gastos fijos como parte de los costes de personal, amortización de los vehículos o cuotas de leasing, mantenimiento de autobuses, seguros, alquiler de aparcamiento e instalaciones, impuestos, entre otros. La gran mayoría de estas empresas son pymes y negocios familiares que se dedican exclusivamente al transporte discrecional.

Por este motivo FECAV reclama desde antes del inicio de la pandemia en Cataluña, cuando ya se observaba la evolución en países vecinos, que se impulsen medidas de apoyo al sector. A nivel nacional, se han pedido ayudas a través de la Mesa del Turismo para la renovación de vehículos y para inyectar liquidez a las empresas. FECAV también ha solicitado ayudas a la Agència Catalana de Turisme, como actor clave de este sector, pero han pasado semanas después aún no ha obtenido ninguna respuesta. Las ayudas de esta entidad han llegado a otras empresas turísticas, pero no han tenido en cuenta el transporte discrecional en autocar.

Asimismo, FECAV está a la espera de los detalles de las Plan de impulso del sector turístico del Gobierno, donde el ejecutivo se comprometía a estudiar un mecanismo para aplicar una moratoria en las cuotas de leasing de los autobuses de transporte discrecional, una reclamación largamente demandada por esta Federación. Sin embargo, todavía no se ha concretado cómo se hará ni cuándo. Mientras tanto, las empresas del sector luchan para sobrevivir con una clara necesidad de ayudas directas al sector. Otras medidas propuestas por FECAV son aplazar impuestos y créditos, así como alargar y flexibilizar los ERTE.

La situación de muchas empresas, además, se ve agravada por los impagos de los servicios ya efectuados. Un 44,4% de los operadores afirma que los clientes de servicios discrecionales que no dependen de ninguna administración pública presentan retrasos en sus pagos. En este sentido, un 41,7% ve como el principal problema la morosidad de los clientes, sean públicos o privados.

El presidente de FECAV, José María Chavarría, quien agradeció la participación de las empresas asociadas en la encuesta, recuerda que «el transporte en autobús y autocar es un pilar básico en la lucha contra la Emergencia Climática declarada por el Parlament de Catalunya el año pasado». Asimismo, añadió que «la transformación progresiva hacia una economía y movilidad sostenible y respetuosa con el medio ambiente pasa por un transporte colectivo fuerte y con los recursos necesarios para asumir inversiones como la renovación de flotas y la digitalización. Por todo ello, son necesarias las ayudas dirigidas a preservar las empresas del sector.»

X