Un informe de la consultora Deloitte sitúa la capital catalana en la sexta posición de un ranking de 47 ciudades.

 

El Deloitte City Mobility Index ha situado Barcelona en la sexta posición entre 47 ciudades analizadas por detrás de Singapur, Berlín, Londres, Helsinki y Tokio. El transporte público ha sido uno de los aspectos mejor valorados por su accesibilidad y cobertura geográfica. El informe destaca como una «dato revelador de la alta satisfacción» con el transporte público sus 15 millones de usuarios.

En cuanto a los retos de la ciudad y su zona metropolitana para seguir avanzando en el ránking, el estudio propone la identificación de planes para probar vehículos autónomos, reforzar la ciberseguridad de los sistemas y convertir estructuras urbanas en espacios verdes. También apunta a la necesidad de seguir trabajando en la integración de la red de transporte público, la aplicación de las nuevas tecnologías, medidas para reducir la contaminación y romper con la percepción positiva del coche privado frente al transporte público.

X