Seleccionar página
  • La ciudad apuesta por los desplazamientos a pie, en transporte público y en bicicleta en la etapa post confinamiento.

 

El Ayuntamiento de Barcelona implementará una serie de medidas para adaptar el espacio público y la movilidad de la ciudad en la salida progresiva del confinamiento. El objetivo es que la movilidad siga siendo segura, para prevenir nuevos contagios del COVID-19, y sostenible. Para ello se fomentarán los desplazamientos a pie, en transporte público y en bicicleta. Se trata de acciones que se aplicarán antes del verano y que tendrán un presupuesto de 4,4 millones de euros. Algunas de ellas ya se iniciaron el pasado 4 de mayo.

En cuanto al transporte público en autobús, se llevarán a cabo 17 actuaciones de mejora de los carriles bus de la ciudad. Concretamente, se segregarán los carriles bus en av. Sarrià / Prat de la Riba; Pla de Palau/ Marquès de l’Argentera; paseo Joan de Borbó / Dr. Aiguader; paseo de Gràcia, entre Rosselló y av. Diagonal; Balmes, entre La Granada del Penedès y av. Diagonal; Balmes, entre València y Aragó; av. Vall d’Hebron, entre Jericó y Comín; Via Favència, entre Carles Soldevila y pl. Karl Marx; Roger de Llúria, entre Consell de Cent y Aragó; Cartagena, entre Llorens y Barba y Mas Casanovas y València, entre Roger de Llúria y Bruc. La actuación consistirá en la colocación de elementos físicos para evitar la invasión del carril bus por parte de otros vehículos.

Además, se crearán nuevos tramos de carriles bus en Via Laietana; Creu Coberta- Ctra. de Sants; Via Augusta, sentido ascendente, entre Hort de la Vila y pg. Bonanova; Espronceda, sentido mar, entre paseo Taulat y paseo García Fària; paseo Garcia Fària, sentido Llobregat, entre Espronceda y Jonquera. También se harán modificaciones del carril en Via Favència, entre Artesania y pl. Karl Marx.

Por otra parte, con el fin de fomentar los desplazamientos a pie manteniendo las distancias de seguridad, se ampliarán aceras. Esto implicará en algunos casos el cierre de carriles de tráfico. Concretamente es pacificaran las calles Consell de Cent, Rocafort y Girona, limitando el espacio de circulación de vehículos motorizados en un solo carril, con límite de velocidad a 30 km/h.

También se cerrarán al tráfico el lateral sur (lado mar) de la Gran Via entre las plazas de Espanya y de Tetuan. El lateral norte quedará abierto para facilitar la circulación de los autobuses. En la avenida Diagonal se cerrarán al tráfico el lateral sur (lado mar) entre la plaza de Francesc Macià y el paseo de Gracia, y el lateral norte (lado montaña) entre el paseo de Gràcia y la calle de la Marina.

Recuperar la confianza de los usuarios en el transporte público es una prioridad para el Ayuntamiento de Barcelona. Así, el consistorio tiene previsto llevar a cabo en los próximos meses una campaña de comunicación para fomentar el uso de este medio de transporte y recuperar la cuota modal, que durante el estado de alarma se ha reducido a casi la mitad.

 

 

Fuente imágenes: Ayuntamiento de Barcelona

X