Seleccionar página

Apreciado/a,

Vivimos horas de extrema dificultad como sociedad ocasionadas por la pandemia del Coronavirus, que está afectando intensamente nuestro país. Con el fin de poner freno a la expansión del virus, el pasado sábado se declaró el estado de alarma, que implica una restricción casi total de la movilidad de las personas. Las pocas situaciones excepcionales en que se permite es para la compra de alimentos, para acudir a los lugares de trabajo y a los hospitales, para ir al banco y para cuidados de personas que lo necesiten.

En este contexto, los desplazamientos en transporte público se han reducido hasta un 90% en muchos servicios durante los últimos días. Con todo, los autobuses siguen circulando para garantizar que los profesionales sanitarios, el resto de trabajadores y todo el mundo que lo necesite pueda llegar a los hospitales o a sus lugares de trabajo y atender a los que más lo necesitan. Los operadores garantizamos el servicio y lo hacemos siguiendo las escrupulosas medidas operativas que se han establecido para garantizar la salud de los conductores y de los viajeros en los buses.

En cuanto al transporte discrecional, las empresas que se dedican a este segmento, muchas de ellas pymes o autónomos, se encuentran en una situación de falta casi total de trabajo. Con el transporte escolar y de turistas parado, sólo queda el transporte de trabajadores de empresas que no pueden implementar el teletrabajo.

Por todo ello, desde FECAV hemos pedido a la administración que se tomen medidas para suavizar el golpe que esta situación está teniendo en el sector del transporte de viajeros por carretera, uno de los más afectados. El martes de la semana pasada, en la clausura de la Asamblea General de FECAV, insistí a los responsables de la administración que asistieron en la necesidad de un plan de choque para hacer frente a la crisis del Coronavirus.

Consideramos que el ejecutivo español ha procurado tomar medidas, pero no se han tomado algunas de las que ya indicamos, tales como la exención temporal del pago del IVA y la Seguridad Social de los trabajadores.

En cuanto al transporte escolar, desde la Generalitat de Cataluña se comprometieron a hacer el pago de los costes fijos, aunque desde el sector reclamamos el 100% de los gastos dada la situación de excepcionalidad. Respecto el transporte regular se deberá proceder a establecer mecanismos de compensación que cubran la merma de ingresos y la cobertura de los costes necesarios para seguir prestando el servicio de transporte regular en las condiciones que nos ha fijado la Generalitat de Cataluña.

Quiero terminar con unas palabras de ánimo para todos los empresarios que han visto como sus ingresos se han reducido o parado en los últimos días y que ven el futuro de sus empresas con incertidumbre. El nuestro es un sector con una gran resiliencia que siempre ha salido adelante. Estoy convencido de que la demanda de pasajeros volverá y el turismo se recuperará. Desde FECAV, seguiremos trabajando para defender el sector y para salir reforzados de esta piedra en el camino.

Atentamente,

 

José María Chavarría

Presidente de FECAV

X