Seleccionar página

También se establece la flota mínima para obtener una autorización de transporte, el cumplimiento del requisito de honorabilidad y la titulación mínima para la obtención del CAP, entre otros.

 

 
Desde el pasado 21 de febrero está en vigor el nuevo Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) y otras normas reglamentarias en materia de formación de los conductores de vehículos de transporte por carretera y de documentos de control, entre otros.

La nueva normativa representa un impulso para la digitalización del sector y la administración electrónica. Por ejemplo, la normativa establece que el visado bienal se efectuará de oficio, siendo la administración competente la encargada de comprobar que se cumplen las condiciones para su mantenimiento. De esta manera, se elimina la obligación de las empresas de presentar toda la documentación para este procedimiento de forma telemática, como tuvieron que hacer el 2017.

En la misma línea, se establece que las autorizaciones de transporte y el procedimiento para conseguirlas pasa a ser íntegramente digital. Así, todas las notificaciones, requerimientos o comunicaciones a las empresas se tendrán que realizar por medios electrónicos. También se establece que la documentación de control podrá cumplimentarse por estos medios.

Aparte de la digitalización del sector, la nueva normativa también introduce aspectos relativos a la flota mínima para obtener una autorización de transporte público de viajeros, el cumplimiento del requisito de honorabilidad y a la titulación mínima para la obtención del certificado de competencia profesional, entre otros aspectos.

En cuanto a la flota mínima para obtener la autorización, la normativa establece que ya no será necesario el mínimo de 5 vehículos, sino que con un vehículo que no supere los dos años de antigüedad desde su matriculación será suficiente. En el caso de las personas físicas, habrá un régimen específico.

En relación al requisito de honorabilidad, el texto indica que ser sancionado definitivamente en vía administrativa por una infracción considerada muy grave, como por ejemplo la realización de un transporte sin carné, implicará la pérdida del requisito de honorabilidad, comportando la suspensión de la validez de las autorizaciones de transporte durante un año. Lo mismo ocurrirá si se llega a un Índice de Reiteración infractor igual o superior a tres, que se calcula teniendo en cuenta el número de infracciones menos graves entre el número medio vehículos adscritos a la autorización de transporte.

Asimismo, la normativa establece una titulación mínima para la obtención del certificado de competencia profesional para el transporte por carretera (CAP). En concreto, se requiere al menos haber superado el bachillerato o equivalente o ser técnico de grado medio. En relación al examen del CAP, también se establece cuál será su nuevo formato.

Finalmente, también hay que destacar la figura del gestor de transporte, que intensifica sus tareas y régimen de contratación por parte de la empresa. Asimismo, también se modifica el actual funcionamiento del libro de ruta, por la implantación de hojas de ruta.

Al respecto, cabe destacar que algunos de los puntos que señala el nuevo ROTT no serán de aplicación hasta 2020.

 

X